Desarticulada una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales procedente del tráfico de drogas, haciendo uso de moneda virtual (criptomonedas)

Left
Right

 
La banda criminal, activa en España y en Colombia, se dedicaba al blanqueo de dinero obtenido del tráfico de drogas por otros grupos de crimen organizado mediante el uso de tarjetas de crédito y criptomonedas.

La organización recogía las ganancias ilícitas en efectivo, para dividirlas después en pequeñas cantidades destinadas a depósitos en cientos de cuentas bancarias, un método criminal conocido como “pitufeo”. Una vez que el efectivo procedente del tráfico de drogas estaba en circulación en el sistema financiero, se transfería a otros miembros de la organización en Colombia.

La operación Tulipán Blanca, desarrollada por la Guardia Civil en coordinación con Europol, ha contado con el apoyo de las autoridades finlandesas y el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, teniendo como resultado 8 registros con 11 detenciones y 137 personas investigadas.

 

CRIPTOMONEDA - BLANQUEO
 

La investigación ha demostrado el depósito en cuentas bancarias de dinero procedente del narcotráfico mediante el uso de 174 cuentas corrientes abiertas con el único fin de crear una gran estructura de blanqueo de capitales. El método elegido era la adquisición de tarjetas de crédito vinculadas a cuentas bancarias en las que se depositaban las ganancias derivadas de la acción criminal. En Colombia se realizaban las retiradas de efectivo de dichas cuentas.

 Los retiros de efectivo y las operaciones bancarias son fácilmente rastreables, motivo por el cual la organización cambió el método de lavado dando paso al uso de criptomonedas, principalmente bitcoins. La colaboración con las autoridades finlandesas ha permitido la  constatación de que el intercambio local de bitcoins se situaba en Finlandia y ha favorecido la recopilación de toda la información.

El uso de criptomonedas afecta por una u otras funciones a diferentes organismos públicos y es una materia transversal y muy dinámica en cuanto a sus usos en todos los ámbitos. En  la seguridad nacional afecta a cuatro ámbitos: seguridad económica, ciberseguridad, crimen organizado y terrorismo. El intercambio de conceptos, contenidos, y experiencias de forma conjunta entre todos los organismos que están implicados es la vía para poder obtener un enfoque global de la situación.

No se consideran “un medio electrónico concebido para ser utilizado como medio de pago al portador”, a los efectos de lo previsto en el artículo 34.2 de la Ley 10/2010. Según el criterio del Banco de España no tienen la consideración de monedas y por lo tanto su correcta denominación sería criptoactivos.  No existe una definición legal y no hay regulación en España sobre las criptomonedas por lo que se podría decir que su uso es alegal en España y se prevé que se regule a nivel europeo a partir de este año 2018. No pueden calificarse jurídicamente como dinero electrónico ni están incluidas en el ámbito de aplicación de la Directiva de servicios de pago. Pero esta constatado que se trata de una materia que ya está presente en el mercado financiero y que tiene una posible utilización ilícita en todo tipo de delitos, principalmente en delitos tecnológicos económicos en todas sus variantes.
                                              
Fuente: Ministerio del Interior, Europol.

 
Con el apoyo de Red.es
Seguridad Nacional un proyecto compartido