España, durante la 5ª Conferencia Ministerial Euroafricana sobre Migración y Desarrollo, el modelo hispano-marroquí como ejemplo de cooperación

Left
Right

La posición de España, presentada en esta 5ª Conferencia que concluía el pasado día 2 de mayo, incide en la gestión de la migración entre África Occidental y Europa desde el enfoque de la lucha contra la pobreza y la promoción del desarrollo, la gestión ordenada de los flujos migratorios, la lucha contra las redes de tráfico y la trata de personas y la protección de los derechos de los migrantes.

 Para nuestro país la cooperación es el eje que rige las políticas migratorias. El Proceso de Rabat, marco de esta 5ª Conferencia, está siendo “el instrumento de diálogo y cooperación más eficaz con el que contamos europeos y africanos en el campo migratorio” en palabras del Ministro del Interior. “La experiencia adquirida tras doce años desde el lanzamiento del Proceso de Rabat, indica que la gestión de los flujos migratorios sólo puede conducirse desde la responsabilidad compartida entre los países de origen, tránsito y destino en el marco de una visión común y equilibrada del fenómeno migratorio”.

España ha mostrado en esta Conferencia el modelo hispano-marroquí como ejemplo de cooperación y buena vecindad y ha destacado las 1.340 misiones conjuntas llevadas a cabo entre ambos países en 2017 en materia migratoria, con un total de 2.500 patrullas terrestres, 1.500 marítimas y 560 aéreas.
 

PLAN DE ACCION 2018-2020

 
La 5ª Conferencia Ministerial del Diálogo Euroafricano sobre Migración y Desarrollo ha concluido con la adopción de la Declaración del Plan de Acción de Marrakech para el periodo 2018-2020, que ampliará el marco estratégico actual que procede de la Declaración de Roma y su Plan de Acción para 2015-2017, al establecer las directrices políticas para los próximos años y las modalidades para su implementación. Las principales iniciativas del Plan de acción incluyen:

  • Promover los beneficios del desarrollo de la migración y abordar las causas profundas de la migración irregular y las personas desplazadas.
  •  Promover la migración legal y la movilidad.
  •  Fortalecer la protección y el asilo.
  •  Prevenir y combatir la migración irregular, el tráfico ilícito y la trata de personas.
  •  Intercambiar en un espíritu de asociación y transparencia en cuestiones de retorno, readmisión y reintegración.

Además, la ciudad de Marrakech volverá a albergar dentro de siete meses la reunión anual del Foro Mundial sobre Migración y Desarrollo que será copresidida por Marruecos y Alemania, así como la conferencia de adopción del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular.
 

¿QUÉ ES EL PROCESO DE RABAT?

 
El proceso de Rabat se puso en marcha en la primera Conferencia Ministerial Euroafricana sobre migración y desarrollo de julio de 2006 y reúne a los gobiernos de 55 países europeos y africanos de África del norte, central y occidental, junto con la Comisión Europea y la Comunidad Económica de los Estados del África Occidental (CEDEAO). El objetivo es reforzar el diálogo y la cooperación en materia de migración (migración legal y movilidad; prevención de la migración irregular y medidas para luchar contra ella; migración y desarrollo; protección internacional), e identificar las prioridades comunes con el fin de desarrollar una cooperación práctica y operativa.

Sobre la base del Enfoque Global de la Migración y la Movilidad (GAMM), y desde el marco general de la política exterior de la Unión Europea en materia de migración y asilo, la UE está inmersa en un amplio diálogo con los países del continente africano sobre migración y movilidad a nivel continental, regional y bilateral. A nivel regional, con diálogos políticos con los países de la ruta migratoria occidental (Proceso de Rabat) y la ruta migratoria oriental (Proceso de Jartum).

El proceso de Rabat está dirigido por un comité director formado por cinco Estados miembros de la UE entre los que se encuentra España junto a Bélgica, Francia, Italia y Portugal,  cinco países socios (Burkina Faso, Mali, Guinea Ecuatorial, Marruecos y Senegal), así como la Comisión Europea y la CEDEAO.

El proceso de Rabat ha establecido un diálogo fructífero y consistente entre la UE y los países socios, y ha propiciado un refuerzo de la cooperación mediante la aplicación de acuerdos bilaterales, subregionales y regionales e iniciativas multilaterales. La red del Atlántico SEAHORSE es un ejemplo de cooperación concreta a nivel regional entre España, Portugal, Senegal, Mauritania, Cabo Verde, Marruecos, Gambia y Guinea Bissau. Permite el intercambio de información entre las autoridades para prevenir la migración irregular y la delincuencia transfronteriza.

La 4ª Conferencia Ministerial Euroafricana sobre migración y desarrollo tuvo lugar en noviembre de 2014. En ella se adoptó la Declaración de Roma y programa para 2015-2017, que identificaba dos áreas prioritarias para la acción en años sucesivos:

  • el refuerzo del vínculo entre migración y desarrollo,
  • la prevención y la lucha contra la migración irregular y los delitos conexos.

La 4ª Conferencia también introdujo la protección internacional como uno de los cuatro pilares de cooperación, en consonancia con el Enfoque Global de la Migración y la Movilidad (GAMM). 
 

¿QUÉ DICE NUESTRA ESTRATEGIA DE SEGURIDAD NACIONAL 2017?

 
La Estrategia de Seguridad Nacional 2017 recoge en su capítulo de amenazas y desafíos que  España, por su posición geoestratégica, está especialmente expuesta al desafío de las crisis migratorias como consecuencia del aumento de los conflictos y de la inestabilidad regional. Tras varios años de disminución de las cifras de inmigrantes irregulares llegados al territorio nacional, en gran medida debido a la crisis económica, la tendencia vuelve a ser de incremento. Este desafío debe por ello seguir siendo un elemento permanente de atención y de gestión junto con los esfuerzos en proteger los Derechos Humanos de aquellos que se encuentren en situación de mayor vulnerabilidad. De esta manera, la ordenación de los flujos migratorios es uno de los objetivos de la ESN17: prevenir, controlar y ordenar los flujos migratorios irregulares en las fronteras, así como garantizar una adecuada acogida e integración de los inmigrantes y solicitantes o beneficiarios de protección internacional.
                                                       
Fuente: Unión Europea, Ministerio del Interior.
 

 
Con el apoyo de Red.es
Seguridad Nacional un proyecto compartido