España ha recibido hasta el mes de marzo un total de 2.782 personas refugiadas

Left
Right

El pasado miércoles 21 de marzo tuvo lugar la comparecencia del Secretario de Estado para la Unión Europea durante la sesión de la Comisión Mixta para la Unión Europea con el objeto de  presentar las cifras de contabilización del número total de refugiados llegados a España que asciende a 2.782 personas.

Además en el marco de la presentación se hizo aportación de datos de llegadas de migrantes irregulares a nuestro país en 2018.  Según los últimos datos publicados por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), desde principios de año y hasta el día 28 de marzo, han llegado a España un total de 3.208 migrantes irregulares por la ruta del Mediterráneo Occidental, más del 70%  que en el mismo periodo de 2017.
 

REFUGIADOS
 

El número total de refugiados llegados a España a fecha 12 de marzo por la vía de la reubicación y del reasentamiento asciende a 2.782 personas, de los cuales 1.358 lo han hecho vía reubicación y 1.424 lo han hecho vía reasentamiento desde la puesta en marcha del programa de la Unión Europea.

La reubicación es el traslado de un Estado miembro a distintos Estados miembros de personas susceptibles de protección internacional que ya se hallan en territorio europeo (hasta ahora se aplica a Grecia e Italia). Y solo pueden ser reubicados los solicitantes cuya tasa de reconocimiento de protección internacional a nivel de la UE sea superior al 75 %. En la actualidad, tres nacionalidades gozan de esa tasa de reconocimiento: sirios, eritreos e iraquíes. España ha reubicado hasta el 21 de marzo a 1358 personas, 234 de ellas desde Italia y 1124 desde Grecia.

El reasentamiento es un programa por el cual países como España se comprometen a acoger a personas refugiadas que se encuentran en terceros países. Esta circunstancia puede deberse a diversos motivos: que el primer país niegue los derechos básicos a las personas refugiadas; que las autoridades no quieran o no puedan proporcionarles una protección eficaz; o que su vida corra peligro en dicho país o su libertad se vea amenazada. España ha reasentado a fecha de 12 de marzo a 1.424 personas de las cuales 440 proceden de Turquía y 984 del Líbano. España cuenta adicionalmente con 2.200 plazas para el reasentamiento de refugiados, en el marco del programa de la Comisión Europea establecido a tales efectos.

 
UNION EUROPEA

 
La política migratoria de la Unión Europea aborda la vigilancia de todas las rutas migratorias y la protección de las fronteras exteriores, asume las iniciativas de cooperación con terceros Estados que comprenden el reasentamiento de las poblaciones vulnerables, el apoyo al retorno de los migrantes irregulares y su reintegración en los países de origen y el esfuerzo compartido para abordar las causas profundas de la migración irregular, así como la lucha conjunta contra aquellos que se dedican al tráfico y a la trata de seres humanos.

En mayo de 2015, por primera vez en la historia de la política europea de migración, la Comisión propuso reubicar dentro de la UE a las personas claramente necesitadas de protección internacional, desde los Estados miembros sujetos a una presión extrema a otros Estados miembros. En septiembre de 2015, el Consejo adoptó dos decisiones jurídicamente vinculantes que establecieron un mecanismo temporal y excepcional de reubicación para 160.000 solicitantes claramente necesitados de protección internacional a partir de Grecia e Italia. Respecto al mecanismo de reubicación de los refugiados que ya han llegado a Europa, según el último informe de la Comisión Europea en el marco de la Agenda Europea de Migración, se ha reubicado a casi 34.000 personas, concretamente a 33.846 refugiados de los que 11.999 procedían de Italia y 21.847 de Grecia. El traslado del resto de los solicitantes (149 en Grecia, 933 en Italia)  está en fase de preparación.

El programa de reasentamiento adoptado por la UE en julio de 2015 también se llevó a fin con éxito en 2017, con un total de 19.432 personas vulnerables trasladadas de forma segura a Europa, al tiempo que continúan los reasentamientos en virtud de la Declaración UE-Turquía.

En la ruta del Mediterráneo Oriental, el factor fundamental es el compromiso de la Unión Europea de mantener y profundizar la cooperación con Turquía en cuestiones migratorias, al que hay que añadir el apoyo que se presta a los países de los Balcanes Occidentales. El 18 de marzo de 2016 la Unión Europea y Turquía firmaban una declaración que ha contribuido a garantizar una gestión eficaz de los flujos a lo largo de la ruta del Mediterráneo oriental. Globalmente, desde la entrada en vigor del acuerdo UE-Turquía sobre refugiados las llegadas han disminuido en cerca de un 97% y ha habido una importante disminución del número de vidas perdidas en el mar Egeo.

Adicionalmente a los efectos en el flujo migratorio, se observa que la aplicación de la declaración UE-Turquía ha permitido realizar otros progresos:

El número de ciudadanos sirios reasentados desde Turquía por los distintos Estados miembros desde la entrada en vigor de la citada declaración asciende a 2476.

La Comisión Europea ha asignado un total de 3000 millones de euros para los años 2016 y 2017 como consecuencia de la aceleración de sus tareas de apoyo financiero en el marco de la facilidad para los refugiados en Turquía. Esta partida está destinada a la financiación de proyectos de protección y ayuda a los refugiados que se encuentran en Turquía. Los desembolsos ya efectuados alcanzan los 1850 millones de euros, canalizados a través de 72 proyectos que ya se están desarrollando. Estos 3000 millones de euros han contribuido a la red de emergencia de Seguridad Social y a la educación de los niños: 260.000 niños refugiados sirios puedan asistir al colegio; se han puesto en marcha programas de vivienda, cohesión social, empleabilidad e integración en el mercado laboral; se ha podido vacunar a más de 200 000 niños refugiados sirios.

Adicionalmente a este presupuesto la Comisión Europea ha anunciado una financiación de emergencia de 180 millones de euros para proyectos de apoyo a los refugiados en Grecia. Entre ellos, se encuentra el programa ESTIA, lanzado en julio de 2017 junto con la Agencia de la ONU para los Refugiados, que ayuda a los refugiados a salir de los campamentos para integrarse en alojamientos urbanos y les proporciona dinero en efectivo de forma regular. Hasta el momento se han creado más de 23.000 alojamientos urbanos y se ha establecido un plan de asistencia de dinero en efectivo para más de 41.000 refugiados y solicitantes de asilo. Además, se han suscrito otros 6 contratos con distintas organizaciones para abordar las necesidades humanitarias en el país. En total, la Comisión ha dispuesto, a través de diversos tipos de financiación, más de 1.500 millones de euros de asistencia a Grecia, para apoyar a gestionar la situación humanitaria, la migración y las fronteras exteriores.
 
En cuanto a la región de los Balcanes, el 6 de febrero de 2018 la Comisión publicaba la comunicación “Una perspectiva creíble de la ampliación para un compromiso reforzado de la Unión Europea con los Balcanes Occidentales” instando a avanzar en la cooperación estratégica y operativa con los Balcanes Occidentales en migración y gestión de fronteras. Esta cooperación se materializa mejorando el acceso a la protección internacional, compartiendo información relevante, fortaleciendo los controles en fronteras, asegurando los retornos y readmisiones  y luchando contra la migración irregular y la trata de personas.

Para cumplir con todo ello se fortalece la cooperación de las agencias de la Unión y de los oficiales de enlace en la región a través de acuerdos como los suscritos entre la Guardia Europea de Fronteras y Costas y los Estados de los Balcanes Occidentales.

En relación a la ruta del Mediterráneo Central, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones actualizados a 16 de marzo de 2018, en lo que llevamos de año el número de personas que han llegado por esta ruta se eleva a 5945 personas (una cifra que es 65% menor que la del mismo periodo de 2017). Libia continúa siendo el principal país de salida de los migrantes que llegan a Italia.

Entre los esfuerzos para controlar los flujos de migración irregular procedentes de Libia, ocupa un lugar destacado la operación Eunavformed Sophia. Desde la Declaración de Malta de febrero de 2016, se han rescatado a más de 285.000 migrantes.

En la Unión Europea hay también un claro consenso en cooperar con el Alto Comisionado de Naciones para los Refugiados, Acnur, y la Organización Internacional para las Migraciones. La Comisión Europea hizo pública una recomendación en la que plantea un nuevo programa de reasentamiento para traer a Europa a 50.000 personas necesitadas de protección internacional antes de octubre de 2019. En este momento diecinueve Estados miembros han expresado su deseo de participar en dicho programa y los compromisos rondan las 40 000 plazas. La comisión ha reservado a estos efectos 500 millones de euros de cara a prestar apoyo a los esfuerzos de los Estados miembros en materia de reasentamiento.
 

COMPROMISOS DE ESPAÑA

 
España fomenta la migración legal y ordenada y mantiene una política integral de control de la inmigración irregular que aborda la cooperación con terceros Estados, el control de las fronteras y la lucha contra las redes de tráfico de personas. España mantiene además una colaboración activa con los países de origen y tránsito y participa voluntariamente en el Mecanismo de Protección Civil de la UE. 

España contribuye en la gestión de la migración irregular a través programas como el de retorno o mediante su participación en proyectos como la operación Eunavformed Sophia. Esta amplia iniciativa incide en la formación y mejora de las capacidades de los guardacostas libios, así como el salvamento de muchas vidas en el mar Mediterráneo. España es el segundo país que más efectivos aporta a la operación con una fragata, un avión de reconocimiento y 264 efectivos destinados a los rescates en alta mar. Nuestro país también participa en otras misiones europeas como la EUCAP-Sahel o la GARSI-Sahel. A través del Fondo de Asilo, Migración e Integración de la Unión Europea (FAMI) se cofinancian programas de asociaciones y ONG destinados a la integración de los inmigrantes y al retorno voluntario.

Por otra parte, nuestro país contribuye con 152,7 millones de euros al fondo total de 3000 millones de euros promovido por la Comisión Europea para proporcionar apoyo financiero a proyectos de protección y ayuda a los refugiados que se encuentran en Turquía. En este momento hay 72 proyectos puestos en marcha a estos efectos.
 

ESN 2017

 
La Estrategia de Seguridad Nacional 2017 contempla el incremento de los flujos de migración irregular como un desafío para Europa y para el mundo en su conjunto, también para nuestro país. España, por su posición geoestratégica, está especialmente expuesta a este desafío. La tendencia de incremento de los flujos migratorios hace que la gestión migratoria sea un elemento permanente de atención unido al esfuerzo por la protección y salvaguarda de los Derechos Humanos de aquellos que se encuentren en situación de mayor vulnerabilidad.

 Por este motivo la ordenación de los flujos migratorios es un objetivo presente en la Estrategia actual que contempla, entre otras acciones, la vigilancia y el control de los accesos a las fronteras exteriores españolas en el marco del Sistema Integrado de Gestión de las Fronteras Exteriores de la UE así como la promoción de una política migratoria y de asilo común en la UE y  el cumplimiento adecuado a los compromisos asumidos.
 
Fuente: Comparecencia del Secretario de Estado ante la Comisión Mixta para la Unión Europea el 21 de marzo de 2018, Unión Europea, Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Departamento de Seguridad Nacional.
 

 

 
Con el apoyo de Red.es
Seguridad Nacional un proyecto compartido