Unión Europea - Plan de lucha contra la desinformación

Left
Unión Europea -Plan de lucha contra la desinformación
Right

El pasado día 5 de diciembre, la Unión Europea, con la intención de mejorar los programas iniciados en 2015 para la detención de las campañas de desinformación y protección de sus sistemas democráticos y debates públicos, presentó un potente Plan de Acción que entrará en vigor en 2019 para contrarrestar cualquier campaña de posverdad, también denominada desinformación (Fake news), que pueda producirse tanto dentro como fuera de Europa.

En este sentido, la Alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Moguerini, se expresó con contundencia:

“La salud de la democracia depende de que haya un debate abierto, libre y justo. Tenemos el deber de proteger este espacio y no permitir que nadie siembre el odio, la división y la desconfianza en la democracia. Como Unión Europea, hemos decidido actuar juntos y reforzar nuestra respuesta para impulsar nuestros principios y mejorar la capacidad de resistencia de nuestras sociedades, tanto dentro de nuestras fronteras como en los países vecinos. Es la manera europea de responder ante uno de los grandes desafíos de nuestra época».

Tras el llamamiento realizado por los líderes europeos en junio de 2018 para proteger los sistemas democráticos de la Unión, la Comisión Europea ha establecido medidas concretas para enfrentar/confrontar la llamada desinformación. El  Plan de Acción contra la desinformación propone un conjunto de sólidas acciones que permiten un enfoque conjunto y coordinado de la Unión Europea al afrontar la desinformación. Orientado a las próximas elecciones europeas de 2019 y a las elecciones nacionales y locales a celebrar en los Estados miembros en 2020, este Plan se sustenta en cuatro importantes pilares, bien definidos, para desarrollar las necesarias capacidades de la UE, así como para fortalecer su cooperación con los estados miembros.
Estos pilares clave se estructuran del siguiente modo:

  1. Aumento de recursos para frenar la avalancha de desinformación que trata de disipar la información real, y así mejorar la detección precoz de noticias falsas. El grupo especial de Comunicación Estratégica y la célula de Fusión Híbrida de la Unión Europea en el Servicio Europeo de Acción Exterior, junto con las delegaciones de la UE en los países vecinos, serán reforzadas con personal especializado y potentes herramientas de análisis de datos.
  2. Respuesta coordinada a los ataques, implementando para ello un sistema de alerta rápida entre las Instituciones de la UE y los Estados miembros, de modo que se facilite el intercambio de datos y evaluaciones de las campañas para hacer frente a la desinformación en tiempo real. Cumplir este objetivo requiere que los Estados miembros se conciencien del impacto negativo y de la desestabilización social que puede provocar la desinformación.
  3. Se exige el cumplimiento del código de buenas prácticas a las plataformas que ofrecen información en línea, lo que posibilita la identificación de cuentas falsas e interacciones no humanas (Bots). De esta forma, se busca garantizar la transparencia de la publicidad política, pues se conseguirá cerrar cuentas falsas activas, etiquetar las Bots y cooperar con los investigadores para detectar campañas de desinformación. En suma, que su contenido sea visible. La Comisión garantizará un seguimiento cercano y continuo de los compromisos adquiridos.
  4. Creación de grupos de verificación y contraste de datos, además de sensibilizar a la ciudadanía de las posibles campañas de desinformación a través de programas específicos, y de un apoyo firme a estos equipos de verificadores e investigadores que trabajen en la detección temprana de campañas de desinformación en las redes sociales (RRSS).
 
 
Con el apoyo de Red.es
Seguridad Nacional un proyecto compartido