Seguridad Nacional, un proyecto compartido

Seguridad Nacional, un proyecto compartido

 
 
La Seguridad Nacional es un proyecto compartido que precisa un entendimiento básico, del más amplio consenso posible y participado por la ciudadanía. En la construcción del Sistema de Seguridad Nacional se afronta el desafío de desarrollar un proyecto capaz de suscitar ilusión y confianza también a los sectores público y privado.
La realidad internacional, caracterizada por una gran complejidad, un cambio vertiginoso de actores, de relaciones de poder y una gran volatilidad e incertidumbre ha hecho necesario el desarrollo de un concepto amplio de Seguridad que abarca desde las amenazas inmediatas y tangibles hasta aquellas más difusas que ponen en riesgo nuestro bienestar futuro.
 
Estas características imponen que las implicaciones de una verdadera política de Seguridad Nacional, que tiene por objeto la protección de los intereses más esenciales de una nación, requieran necesariamente la participación de los titulares de los derechos, las libertades y los intereses que en último término queremos proteger, es decir los ciudadanos y la sociedad civil. Pero también del sector privado que es operador de una gran parte de las infraestructuras que proveen servicios esenciales.
 
La colaboración entre lo público y lo privado, así como el apoyo del ciudadano son imprescindibles. Esta implicación será posible si se fomenta una cultura de seguridad sólida. La Seguridad Nacional garantiza la libertad y prosperidad de los ciudadanos. La Seguridad Nacional es un baluarte de nuestro modo de vida conforme a los postulados del Estado social y democrático de Derecho.
 
El proyecto de construcción del Sistema de Seguridad Nacional requiere de importantes esfuerzos por parte de múltiples actores que deben estar alineados entre sí para fomentar la sinergia entre las diferentes acciones. Su carácter dinámico nos hace aprender con la realidad del día a día e ir ajustando su interrelación con el resto de la Administración.
 
La verdadera prueba de fuego será nuestra capacidad de anticiparnos, prevenir, responder y recuperarnos, según el caso, a situaciones que amenacen nuestra Seguridad Nacional, es decir, la libertad y el bienestar de nuestros ciudadanos, la defensa de España y de nuestros principios y valores constitucionales, y la seguridad internacional como objeto de nuestro compromiso con socios y aliados.

 
Con el apoyo de Red.es
Seguridad Nacional un proyecto compartido