Evolución Campaña de Incendios Forestales 2019

Left
Evolución Campaña de Incendios Forestales 2019
Right

De acuerdo con el último avance estadístico publicado por el Ministerio de Agricultura, pesca y Alimentación[1], desde el comienzo del año y hasta el 21 de julio se han registrado 7.483 incendios en España, en los que se han resultado afectadas 53.119,26 hectáreas (ha) de superficie forestal. Ello supone un aumento sensible respecto al número de incendios declarados en el mismo período de 2018 (3.470), en los que se quemaron un número de hectáreas también muy inferior (10.984,34 ha). Respecto de la media del último decenio, también nos encontramos en cifras superiores, aunque con diferencias más moderadas (6.741 incendios y 45.642,99ha).
 
Del total de incendios, 9 han sido “grandes incendios”, en la medida en que afectaron una superficie superior a las 500ha. La media de grandes incendios registrada en el último decenio para el mismo período se sitúa en 6. En 2018, en estas mismas fechas, se había registrado 1.
 
El área Noroeste peninsular (Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco y las provincias de León y Zamora) concentra casi la mitad de los incendios y más del 55% de la superficie forestal quemada en el conjunto del año. La mayor parte de la superficie afectada es matorral y monte abierto, y en menor medida, superficie arbolada.
 
Campaña 2019: despliegue y medidas de coordinación
 
El Consejo de Ministros aprobó el pasado 14 de julio el Acuerdo de medidas del Plan de actuaciones de prevención y lucha contra los incendios forestales para el año 2019. Se trata de un Acuerdo, de carácter anual, que contempla un conjunto de medidas interdepartamentales con vocación unificadora, integral y coordinadora de toda la política estatal en este ámbito, y cuyo objetivo es reforzar y apoyar la labor realizada por las comunidades autónomas, que tienen la competencia sobre la prevención y la lucha contra los incendios forestales en sus territorios.
 
De acuerdo con este Plan, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, es el encargado de gestionar todas las acciones de coordinación, a través del Comité de Lucha contra Incendios Forestales; y de información, a través del Centro de Coordinación de la Información Nacional sobre Incendios Forestales (CCINIF); además de las labores de extinción, con medios aéreos, humanos y terrestres, en colaboración y apoyo a las Comunidades Autónomas.
 
El apoyo del Ministerio de Medio de Agricultura, Pesca y Alimentación a las CC.AA. se realiza con un dispositivo similar al del año anterior. En concreto, se cuenta con un total de 73 medios aéreos. Estos medios se complementan con un apoyo terrestre compuesto por 525 profesionales, integrados en 10 Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF), y 7 Unidades Móviles de Análisis y Planificación (UMAP).
 
Por su parte, la UME aporta 1.400 efectivos en intervenciones de ataque directo al fuego y otros 1.500 en funciones de apoyo logístico.
 
El Ministerio del Interior, en el marco del Plan de prevención y lucha contra incendios forestales de este año, aporta capacidades y efectivos a través de cuatro de sus departamentos: Dirección General de Protección Civil y Emergencias, Policía Nacional, Guardia Civil y Dirección General de Tráfico.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias, se encarga, como en años anteriores, de emitir las alertas tempranas, del seguimiento de los incendios forestales y la difusión de la información acerca de su evolución, así como de la gestión de la cooperación internacional.
 
La Guardia Civil aporta 4.100 efectivos en toda España, 1.520 de ellos miembros del SEPRONA, dedicados a labores de prevención e investigación de incendios forestales. La Policía Nacional, por su parte, participa en la campaña con 400 agentes, mientras que Dirección General de Tráfico contribuirá con sus helicópteros en las labores de apoyo a la hora de detectar los incendios.
 
Con los datos de los 15 últimos años queda patente que la mayoría de los incendios forestales se encuentran vinculados al factor humano, ya sea por obra de un incendiario o derivada de la negligencia en el uso del fuego, siendo muy pequeña o casi nula la incidencia de las causas naturales. De los siniestros conocidos por Guardia Civil en los primeros seis meses de este año 2019, el factor humano estuvo detrás de más del 98% del total.
 
Si tomamos como referencia las cifras obtenidas en los primeros cinco primeros meses del año, el número de delitos de incendios forestales ha aumentado en un 140% con respecto al mismo periodo de 2018.  El número de detenidos o investigados ha aumentado este año en un 90%. Hay un total de 178 personas consideradas autoras de los mismos, una cifra que casi duplica a los 95 detenidos e investigados del pasado año.
 
En el ámbito del Ministerio de Justicia, se mantiene la actuación de fiscales especializados encargados de sancionar a aquellos que incumplan la legislación en esta materia. En colaboración con el Ministerio del Interior, la Fiscalía contra los delitos relativos al Medio Ambiente y los Incendios forestales, cuenta además con efectivos de la guardia civil cuya misión es contactar y establecer vías de comunicación con todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, así como con agentes medioambientales y forestales. Gracias a esta colaboración se ha producido en los últimos años un gran incremento del número de diligencias de investigación en materia de medio ambiente.
 
La aportación a la lucha contra incendios desde el Ministerio de Fomento para el año 2019 contempla actuaciones principalmente en los ámbitos ferroviarios, de carreteras, y aeroportuario.
 
Las medidas atribuidas al Ministerio para la Transición Ecológica son ejecutadas por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y por el Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN). La AEMET proporciona la información meteorológica para la estimación del peligro de incendios.El Organismo Autónomo Parques Nacionales tiene un dispositivo de incendios que cuenta con 180 personas, 8 vehículos autobombas, otros tantos vehículos de vigilancia móvil y 7 puntos de vigilancia fija distribuidas en 7 unidades entre Parques Nacionales, Centros y Fincas, para un período total de entre 4 y 6 meses dependiendo de la zona de riesgo.
 
Desde el Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, el Consejo de Administración del Patrimonio Nacional dispone de un Plan específico contra incendios forestales para la campaña 2019. Se trata de un conjunto de actuaciones diseñadas para prevenir, detectar y, en su caso extinguir, los incendios forestales que puedan producirse en los espacios naturales sujetos a protección y gestión medioambiental por parte de Patrimonio Nacional.
 
En lo que respecta al Ministerio de Política Territorial y Función Pública, se refuerzan las actuaciones de los delegados, subdelegados del Gobierno y directores insulares para la coordinación de los servicios de la Administración General del Estado en el ámbito territorial correspondiente, de acuerdo con los servicios centrales competentes en materia de prevención y lucha contra incendios, a través de la Secretaría de Estado de Política Territorial.
 
Por último, la aportación del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades para la lucha contra incendios se centra en la investigación, a través de la financiación de proyectos de I+D+i orientados a prevenir y paliar los efectos de los incendios forestales, además de acciones de formación, difusión y transferencia de conocimientos.
 

  • Mecanismos de coordinación internacional:

España es uno de los cinco países de la Unión Europea que participa en la flota de medios aéreos del sistema rescEU de lucha contra los incendios forestales, que la UE pone en marcha por primera vez este año. Nuestro país ha ofrecido a este despliegue dos aviones apagafuegos de gran capacidad del total de catorce comprometidos.
 
La DG de Protección Civil coordina la aportación de medios internacionales, a través del Mecanismo de Protección Civil de la UE y se encarga de activar el Sistema Europeo Copérnico para cartografía de la Tierra en gestión de emergencias. Durante esta campaña se ha activado en varias ocasiones para el monitoreo de la evolución de diferentes incendios.
 
Lo anterior se une a la colaboración bilateral con países vecinos. Fruto de esta coordinación bilateral, dos aviones anfibio estatales y efectivos de la UME se desplazaron a Portugal el pasado 22 de julio para participar en las labores de extinción del incendio declarado dos días antes en la localidad de Vila de Rei, en el concejo de Maçao.
 
En este ámbito, cabe indicar que el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación se activa en el caso de que se produzcan incendios en los que se vean afectadas víctimas extranjeras, sirviendo de interlocutor con ellas y sus familias, y facilitando todo lo relativo a expedición de documentos de viaje para acompañantes o familiares que se desplacen a España.
 

 
[1] Enlace Avance Informativo de 1 de enero a 21 de julio.
 
 
Seguridad Nacional un proyecto compartido