España comprometida con la Defensa en el Báltico

Left
España comprometida con la Defensa en el Báltico
Right

El despliegue español sitúa 309 militares en Letonia y 128 en Estonia.
 

Los Jefes de Estado o de Gobierno de la OTAN, reunidos en la Cumbre de Varsovia de 2016, acordaron reforzar su presencia militar en los países aliados de Europa del Este como medida de disuasión respecto a Rusia. La estrategia de la Alianza se completa con una mayor presencia de aviones de combate en la misón de Policía Aérea del Báltico y la agrupación naval permanente SNMG-1 que patrulla en el Atlántico, mar del Norte y en el Báltico.
Entre los acuerdos significativos alcanzados destaca la decisión del establecimiento de una fuerza en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia, también enmarcada en las medidas de aseguramiento en territorio aliado aprobados en la Cumbre de Gales. Esta fuerza se crea dentro del concepto de disuasión, defensa y diálogo, como muestra de la solidaridad y determinación vigente en el seno de la Alianza para hacer frente a cualquier amenaza. En concreto, alrededor de 4.000 militares iban a conformar los cuatro grupos tácticos multinacionales.
El objetivo de esta presencia reforzada es desarrollar tareas de vigilancia en el flanco este de la Alianza y preparar el terreno a una fuerza de despliegue rápido de la OTAN en caso de ataque a un país aliado.
 
 

 

                                                                PRESENCIA EN LETONIA

La misión Presencia Avanzada Reforzada es de naturaleza defensiva, multinacional, en base a aportaciones voluntarias, interoperable y con capacidad para desplegar en los países bálticos y Polonia. Se basa en cuatro Grupos de Combate (Battlegroups), de entidad Batallón que desempeñarán sus cometidos de manera coordinada con las fuerzas de defensa de los países donde despliegan. Estos Grupos de Combate serán liderados por Canadá, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos y desplegarán en Letonia, Lituania, Estonia y Polonia, respectivamente.
España se integra en la misión Presencia Avanzada Reforzada en el Grupo de Combate liderado por Canadá en Letonia, mediante el despliegue -realizado durante el pasado mes de junio- de 309 efectivos y 80 vehículos y material en el país báltico. A finales del mes se alcanzó la Capacidad Operativa Inicial (IOC) y durante el mes de agosto se tiene previsto alcanzar la Capacidad Operacional Plena (FOC).
El primer contingente español destinado a esta misión –que está formado por miembros de la Brigada Extremadura XI  y de la Unidad Logística/NSE la Agrupación de Apoyo Logístico nº 61-, se dota de medios tecnológicos de vanguardia, como son el Subgrupo Táctico Mecanizado integrado por 6 carros de combate Leopardo 2E y 16 vehículos blindados de combate Pizarro.  Además, se ha desplazado una Compañía de Zapadores mecanizados, una célula de Estabilización Médica, una Unidad Logística y personal destinado al cuartel general. Ésta es la primera ocasión en la que nuestro país despliega este tipo de capacidades en una misión en el exterior.
La aportación española tiene la misión de desplegar, integrar y sostener una fuerza mecanizada en el Grupo de Combate  liderado por Canadá, para contribuir a las medidas de disuasión y, en su caso, defensa y protección de los Países Bálticos y Polonia. En este sentido, participan activamente en los ejercicios y actividades orientados a incrementar la interoperabilidad y la perfecta integración de las unidades que componen el Grupo de Combate.
La participación de España en la misión militar en Letonia se considera un hito, puesto que es la primera vez que España proyecta unidades acorazadas fuera del territorio nacional.
 

                                                               PRESENCIA EN ESTONIA


España también está integrada en la Policía Aérea de la OTAN, cuyo principal objetivo es garantizar el mismo grado de seguridad para todo el espacio aéreo de la Alianza Atlántica. La Policía Aérea es de naturaleza defensiva, tiene presencia 24 horas los 7 días de la semana y su misión es supervisar que no se infringe el espacio aéreo. La Policía Aérea fue reforzada tras la crisis ruso-ucraniana.
El liderazgo de esta misión fue asumido por Polonia el 2 de mayo de 2017, relevando a la fuerza aérea de Holanda en la base aérea de Lituania. España, a su vez, relevó a la fuerza aérea alemana para cubrir el espacio aéreo de Estonia desde la base de Ämari y contribuye de manera asidua a esta misión. Desde 2004, diecisiete países aliados han participado en 44 rotaciones de la Policía Aérea del Báltico. El siguiente periodo de rotación está previsto para el próximo mes de septiembre.
El tipo de operaciones que realizan los aviones españoles es de vigilancia del espacio aéreo asignado que cubre prácticamente toda la zona norte de Europa, en especial la zona del Báltico. Para ello, efectúan patrullas aéreas y misiones de alerta temprana (Quick Reaction Alert) ante posibles amenazas aéreas que entren en el espacio aéreo de responsabilidad sin autorización, bajo control operacional del Mando del Componente Aéreo de la OTAN (AIRCOM) desplegado en la localidad alemana de Ramstein.
La operación se desarrolla por rotaciones entre los países de la OTAN. España tiene desplegados en este momento 128 militares y 5 cazas F-18. Junto a España, otros contingentes similares han sido desplegados en Lituania y en Polonia.
La presencia española en Estonia se orienta al refuerzo de la seguridad de más de un millón de estonios, gracias al patrullaje de los cazas españoles en su espacio aéreo. El mayor  esfuerzo de las tripulaciones de los F-18 radica en las horas de vuelo, pero también en las jornadas propias de trabajo dedicadas al mantenimiento de aviones y al seguimiento de los sistemas de vigilancia y comunicaciones. La presencia de las tropas españolas muestra de la solidaridad con el país báltico más alejado de nuestras fronteras, pero sobre todo constituye una contribución al fortalecimiento de la seguridad en Europa
Fuente: Presidencia del Gobierno, Ministerio de Defensa, OTAN.

 
Con el apoyo de Red.es
Seguridad Nacional un proyecto compartido