Incidente Terrorista en Manchester

Left
Right

SITUACIÓN 

Sobre las 23.30 (hora peninsular española) de la pasada noche se registró una explosión en las proximidades de la entrada del estadio Manchester Arena, cuando concluía un concierto al que asistieron unas 12.000 personas, en su mayoría adolescentes.

 

La explosión tuvo lugar cuando los espectadores estaban abandonando las instalaciones del estadio o se encontraban concentrados en los alrededores.

 
 
El balance oficial de víctimas eleva a 22 el número de fallecidos y a unos 59 el de heridos, que han sido trasladados a seis hospitales de Mánchester.
 
Hasta el momento, no se tiene constancia de que haya españoles entre los afectados.
 
La policía de la ciudad de Manchester ha calificado el incidente como un acto terrorista, y ha confirmado que ha sido producido por un ataque suicida en el que el autor activó un artefacto explosivo improvisado y falleció en la explosión.
 
En la zona continúa desplegado un dispositivo de emergencias y de seguridad y se mantiene el aviso de no aproximarse mientras continúe la investigación. Se ha llevado a cabo una explosión controlada y preventiva de un objeto en Cathedral Garden, próxima al estadio Manchester Arena, que ha resultado ser una falsa alarma.
 

Hasta el momento, ningún grupo terrorista ha reivindicado el incidente.

 MEDIDAS ADOPTADAS
 
A las 10h (hora peninsular) la Primera Ministra británica ha convocado una reunión del Comité de Emergencia Cobra para hacer un seguimiento de la situación.
 
La estación de metro Victoria, próxima al lugar del siniestro, ha sido evacuada y se ha suspendido el servicio de todas las líneas en dicha estación. Esta medida está prevista que continúe durante toda la jornada de hoy. 
 
La policía de Manchester se mantiene en coordinación con la red nacional antiterrorista de Reino Unido y con los servicios de inteligencia amigos.
 
La incertidumbre y alarma social inicial generada por la difusión de información en redes sociales ha obligado a las autoridades policiales de Manchester a insistir en su llamamiento a la ciudadanía de atender de manera exclusiva la información oficial transmitida a través de sus canales.
 
Se han facilitados teléfonos de emergencia tanto por parte de la Embajada de España en Reino Unidos como por la Policía de Manchester. Además, se encuentra a disposición del público otro número de teléfono (Anti-Terrorist Hotline) para facilitar información que sea relevante para la investigación. 

El Departamento de Seguridad Nacional mantiene un seguimiento continuo de la situación, en contacto con la Unidad de Emergencia Consular del MAEC y con el Centro Permanente de Información y Coordinación del Ministerio del Interior. Asimismo, realiza una constante monitorización de los medios de comunicación y de organismos oficiales británicos, así como de los canales de información afines a grupos terroristas.
 
 
Es el atentado más grave en Reino Unido en cuanto a número de víctimas mortales, desde el perpetrado el 7 de julio de 2005 contra la red de transporte público de Londres, en el que fallecieron 52 personas. 
 
 
Este ataque se produce después del atentado en Londres el pasado 22 de marzo, en el que 5 personas fallecieron en un atropello múltiple en el puente de Westminster y posterior ataque a un policía en el Parlamento británico. 
 
Después de ese atentado, el Comité de Emergencias COBRA decidió incrementar temporalmente el número de miembros de seguridad desplegados en el país. Además, decidió no modificar el nivel de alerta antiterrorista, que se mantiene desde agosto de 2014 en el nivel 4, “grave” (ataque altamente probable), de una escala de 5. 
 
No se descarta que otros países, como ya ha anunciado EEUU, aumenten en las próximas horas la vigilancia y presencia de las fuerzas de seguridad en lugares y eventos públicos.

El Departamento de Seguridad Nacional mantiene un seguimiento continuo de la situación, en contacto con la Unidad de Emergencia Consular del MAEC y con el Centro Permanente de Información y Coordinación del Ministerio del Interior. Asimismo, realiza una constante monitorización de los medios de comunicación y de organismos oficiales británicos, así como de los canales de información afines a grupos terroristas.
 
 
Es el atentado más grave en Reino Unido en cuanto a número de víctimas mortales, desde el perpetrado el 7 de julio de 2005 contra la red de transporte público de Londres, en el que fallecieron 52 personas. 
 
 
Este ataque se produce después del atentado en Londres el pasado 22 de marzo, en el que 5 personas fallecieron en un atropello múltiple en el puente de Westminster y posterior ataque a un policía en el Parlamento británico. 
 
Después de ese atentado, el Comité de Emergencias COBRA decidió incrementar temporalmente el número de miembros de seguridad desplegados en el país. Además, decidió no modificar el nivel de alerta antiterrorista, que se mantiene desde agosto de 2014 en el nivel 4, “grave” (ataque altamente probable), de una escala de 5. 
 
No se descarta que otros países, como ya ha anunciado EEUU, aumenten en las próximas horas la vigilancia y presencia de las fuerzas de seguridad en lugares y eventos públicos.

En España, desde el 26 de junio de 2015, se mantiene el Nivel de Alerta Antiterrorista en 4 sobre una escala de 5.

 

 
Con el apoyo de Red.es
Seguridad Nacional un proyecto compartido