Presidencia Española del G6

Left
Right

España, en el desarrollo de la jornada de trabajo del G6 celebrada en Sevilla, ha abordado las políticas migratorias y la lucha contra el terrorismo yihadista y la radicalización violenta como ejes de trabajo.

España, contando con la presencia de Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Polonia y altos representantes en materia de interior de la Unión Europea y de Marruecos,ha manifestado su postura de seguir trabajando en la prevención ante los flujos migratorios, y ha señalado que las iniciativas que tanto nuestro país como Italia, y especialmente Marruecos, Mauritania, Senegal, Libia y Níger desarrollan están mejorando la gestión de los flujos migratorios en el Mediterráneo.

En la lucha contra la radicalización se ha destacado el trabajo desarrollado por la Red de Sensibilización frente a la Radicalización, así como los trabajos del nuevo Grupo de expertos de Alto Nivel sobre la Radicalización.
 

COOPERACIÓN – MIGRACIÓN

 
Esta Cumbre del G6 ha abordado la necesidad de obtener medidas efectivas y respuestas ajustadas al desafío migratorio en el Mediterráneo, basadas en la defensa de una migración legal y ordenada y la integración de los inmigrantes. Se ha trabajado a este respecto sobre la base de cinco pilares:

  • La prevención en origen mediante la cooperación con los países de origen y tránsito
  • Los proyectos operativos sobre el terreno
  • La lucha contra las redes de tráfico de personas
  • El control de las fronteras
  • El retorno

España, como Estado de primera entrada ejerce su compromiso en la zona de acción prioritaria, el Norte de África y África Occidental, como Italia o Marruecos y apela a una responsabilidad compartida. Ha incidido del mismo modo en la necesidad de impulsar la cooperación con terceros países clave, como Marruecos, Mauritania, Senegal, Níger o Libia con el objetivo de contrarrestar la presión migratoria en el Mediterráneo. En esta materia el trabajo se concentra en las siguientes  medidas:

  • Ayuda a la creación de capacidades dedicadas para el control de las fronteras en los países subsaharianos y del Sahel para prevenir los movimientos de inmigrantes irregulares.
  • Proporcionar asistencia técnica sobre control de fronteras marítimas y terrestres.
  • Continuar facilitando el desarrollo económico y social en las rutas migratorias, creando una alternativa sostenible para los inmigrantes en los países de origen y tránsito.
  • Apoyar el trabajo de ACNUR y de la OIM.

 

LUCHA CONTRA EL TERRORISMO Y LA RADICALIZACIÓN

 
En materia de lucha antiterrorista, se ha ahondado en la necesidad del refuerzo del intercambio de información y de inteligencia a través de canales como Interpol y Europol, así como la rápida aplicación de todos los Estados miembros de la Directiva europea sobre el PNR (registro de nombre de pasajero) y la adopción de las recomendaciones del Consejo de Ministros de Justicia y Asuntos del Interior (JAI) en cuanto a interconexión de grandes bases de datos europeas.

La lucha contra la radicalización violenta se ve impulsada por la labor que desarrolla la Red de Sensibilización frente a la Radicalización, así como los trabajos del nuevo Grupo de Expertos de Alto Nivel sobre la Radicalización y la intensificación de las medidas de control de los precursores de explosivos. Otra línea abierta de trabajo es la identificación de medidas para una relación más estrecha entre comerciantes y autoridades que satisfaga las necesidades de ambos y mejore la eficacia en la detección de las transacciones sospechosas.

El impulso del proyecto español de Carta de Derechos de las víctimas del terrorismo, en el reconocimiento de su singularidad frente a otras víctimas de la delincuencia, ha sido otro tema destacado.

 
Con el apoyo de Red.es
Seguridad Nacional un proyecto compartido