Seguridad Nacional: Todos los días son día del Medio Ambiente

Left
Seguridad Nacional: Todos los días son día del Medio Ambiente
Right

El año 1972 tuvo una especial relevancia para el desarrollo de las políticas de medio ambiente, ya que  en Estocolmo se celebró la primera conferencia internacional, denominada entonces “Conferencia sobre el Medio Humano”, bajo los auspicios de la ONU, que abordaba estas cuestiones. Además, ese mismo año, una resolución de "la Asamblea General de Naciones Unidas, designó el día 5 de junio como "Día Mundial del Medio Ambiente" (A/RES/2994 (XXVII 

Desde aquellos años, la comunidad internacional ha tomado conciencia de la trascendencia para su propio desarrollo, e incluso existencia, de temas como la desertificación, la reducción de la capa de ozono, el calentamiento global y tantos otros que, condicionados o incluso acelerados por la actividad humana, condicionan a su vez la seguridad y bienestar de la sociedad.

En España, en los últimos años de la primera década de este siglo, se empezó a manejar la idea de la Seguridad Nacional y distintos gobiernos han ido definiendo con mayor profundidad esa idea, que entiende el concepto de forma amplia, preocupada por situaciones y transformaciones que afectan no solo al Estado, sino también a la vida cotidiana de sus ciudadanos.

La Estrategia Española de Seguridad de 2011 fue una base sobre la que se redactaron las Estrategias de Seguridad Nacional, la primera en 2013 y la del 2017 que se encuentra en vigor. Con un criterio amplio, entiende que, siendo la Seguridad Nacional una acción del Estado, un servicio público dirigido a proteger el bienestar de sus ciudadanos, se debe mantener entre sus objetivos y líneas de acción la “Preservación del Medio Ambiente”, considerándose, además, el cambio climático como uno de los “desafíos” a los que el Estado se enfrenta y marcando distintas líneas de acción para hacerlo.

Nuestro país está implicado en la defensa de los principios y consecución de los acuerdos de París, para conseguir que las temperaturas sufran un incremento menor a 2ºC con respecto a las preindustriales. El anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, define el marco en el que se van a desarrollar las acciones futuras. No solo serían las medidas para reducir las emisiones de GEI, liderando así desde Europa una acción internacionalmente aceptada, sino también las acciones para preparar a España, ante los inevitables cambios que vayan desarrollándose por, entre otras causas, el calentamiento global, aumentando así la resiliencia nacional.

Desde la perspectiva de la Seguridad Nacional, será imprescindible la acción coordinada de todas las administraciones y, de nuevo bajo esta perspectiva, habrá de tenerse en cuenta la vulnerabilidad de nuestro país, debida principalmente a su exposición por causas geográficas.

Desde el enfoque de la Seguridad Nacional, se atiende este desafío previendo su incidencia adversa en factores tan diversos como la agricultura, el turismo, la salud, la ordenación del territorio y el urbanismo, la gestión del agua, los flujos migratorios, el mix energético, la política forestal o la gestión del patrimonio natural, entre muchos otros, que pueden verse afectados por el efecto de sequías más frecuentes y prolongadas, fenómenos climáticos más extremos (olas de calor o fenómenos tormentosos), inundaciones, presión sobre la biodiversidad, calidad de las aguas y el aire, fenómenos costeros, aceleración de la desertificación, incendios forestales y un largo etcétera, que no solo van a afectar al bienestar de los ciudadanos, sino que podrían desembocar en situaciones que sobrepasaran los procedimientos de gestión ordinarios de las distintas administraciones.

 
 
Seguridad Nacional un proyecto compartido