Ébola en la República Democrática del Congo

Left
Right

La enfermedad por el virus del Ébola es una enfermedad grave, con una tasa de letalidad de hasta el 90%, que integra la familia de los filovirus. El virus fue identificado en 1976 por primera vez, cuando se produjeron dos brotes simultáneos: uno en la República Democrática del Congo, y otro en una región remota de Sudán. El virus es transmitido al ser humano por animales salvajes y se propaga en las poblaciones humanas por transmisión de persona a persona.

Los brotes de enfermedad por el virus del Ebola tienen una tasa de letalidad que es de aproximadamente 50%. En brotes anteriores, las tasas fueron de 25% a 90%.

El brote en África Occidental de 2014-2016 fue el más extenso y complejo desde que se descubrió el virus. Hubo más casos y más muertes en este brote que en todos los demás juntos. Además, se extendió a diferentes países: empezó en Guinea y después se propagó a través de las fronteras terrestres a Sierra Leona y Liberia.
 
La participación de la comunidad es fundamental para el éxito del control de los brotes. Un buen control de los brotes depende de la aplicación de diferentes intervenciones, como la atención a los casos, las prácticas de control y prevención de la infección, la vigilancia y el rastreo de los casos, la movilización social, entre otros.
 
Actualización Brote en la República Democrática del Congo

Desde el inicio del brote, el pasado agosto, hasta la fecha, se han notificado 1076 casos (829 confirmados, 65 probables y 182 sospechosos) incluyendo 561 defunciones (letalidad del 52,1%).
 
La mayoría de los casos confirmados se han registrado en la provincia de Kivu del Norte, siendo las zonas sanitarias de Katwa (244 casos) y Beni (226 casos) las más afectadas.
 
Además, se han registrado casos en doce zonas sanitarias más de Kivu del Norte (Biena, Butembo, Kalunguta, Kayina, Kyondo, Mabalako, Mangurujipa, Masereka, Musienene, Mutwanga, Oicha, y Vuhovi) y en otras cinco zonas sanitarias de la provincia de Ituri (Bunia, Komanda, Mandima, Nyankunde y Tchomia).
 
Desde el 8 de agosto de 2018 y hasta la fecha se han vacunado 85.226 personas.
 
Este evento constituye la mayor epidemia de enfermedad por el virus del Ebola registrada en la República Democrática del Congo y la segunda más grande a nivel mundial después de la epidemia de Ébola de África Occidental.
 
El Ministerio de Salud de la República Democrática del Congo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus socios continúan monitoreando e investigando todas las alertas en las áreas afectadas, en otras provincias del país y en países vecinos.
 
La OMS mantiene que el riesgo de propagación de la enfermedad a nivel nacional y a los países limítrofes de la República Democrática del Congo (principalmente Uganda y Ruanda) es muy alto, mientras que el riesgo de que aparezca un caso en España es extremadamente bajo.
 
Recomendaciones de viaje

El Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, en sus recomendaciones de viaje, desaconseja el viaje salvo por razones de extrema necesidad. En todo caso deberá evitarse el este del país (Ituri, Nord Kivu, Sud Kivu, Maniema, Ytanga-Nyka), el centro del país (Kasai, Kasai central, Kasai oriental y Lomami) y la provincia de Mai-Ndombe.  

En caso de decidir viajar a la República Democrática del Congo, se recomienda encarecidamente informar previamente a la Embajada de España en Kinshasa sobre el plan de viaje, así como de los datos de la persona que lo vaya a efectuar.

Una vez en la República Democrática del Congo, si se produce algún incidente es fundamental contactar con la Embajada a través del número de emergencia consular: 0819 500 289 (en RDC), +243 819 500 289 (desde España).

 

Fuente: OMS; OMS-Oficina Regional para África; CCAES (Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social); Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.
 
 
Con el apoyo de Red.es
Seguridad Nacional un proyecto compartido