II Foro de Cooperación Internacional La Franja y la Ruta

Left
II Foro de Cooperación Internacional “La Franja y la Ruta”
Right

II Foro de Cooperación Internacional “La Franja y la Ruta”

Alcance de la iniciativa
 
La iniciativa china “La Franja y la Ruta” (“The Road and the Belt”, BRI) fue anunciada por el presidente Xi Jinping en 2013 durante su visita a Kazajstán e Indonesia. El Gobierno chino busca revivir la tradicional Ruta de la Seda y comunicar China con los países de su entorno geoestratégico (Asia suroriental, central y meridional; Oriente Medio y Europa, pero también incluye a África y América Latina).
 
La Franja y la Ruta se estructura sobre la base de dos ejes, uno terrestre y otro marítimo, y ambos unen China con Europa. Hasta el momento, 126 países y 29 organizaciones internacionales han firmado acuerdos de cooperación con China bajo el paraguas de esta iniciativa.
 
Los pilares sobre los que se asienta esta iniciativa, que se vio reforzada con la creación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras en 2015, son principalmente: la coordinación de políticas, la conexión de infraestructuras, la eliminación de obstáculos al comercio, la integración financiera y el estrechamiento de las relaciones. En definitiva, la BRI combina una importante inversión en infraestructuras y la adopción de acuerdos con los países involucrados para facilitar la circulación de bienes, servicios y personas.
 
 
Principales resultados del II foro de cooperación
 
Del 25 al 27 de abril se celebró en Pekín el II Foro de Cooperación Internacional, en el que participaron representantes de más de 150 países. Entre ellos, asistieron 37 jefes de Estado o de Gobierno, incluyendo los de 7 países de la UE (Austria, Hungría, República Checa, Grecia, Chipre, Italia y Portugal). Además, participaron 7 “enviados especiales”, 5 de ellos europeos (España, Francia, Alemania, Reino Unido, la Comisión Europea, Japón y Corea del Sur). En representación de España acudió el ministro de Asuntos Exteriores.
 
El II Foro concluyó con la adopción de un Comunicado Conjunto en el que se ensalza la idea de integración y cooperación. Además, se destaca el compromiso con el multilateralismo y la necesidad de una economía abierta, inclusiva, interconectada y sostenible como motor de prosperidad a nivel global. Por otro lado, se insta a fortalecer la sinergia de políticas de desarrollo, potenciar la conectividad a través de la infraestructura, promover el desarrollo sostenible, avanzar en los intercambios culturales y reforzar la cooperación. Esta cooperación debe basarse en el diálogo y en el beneficio mutuo, debe ser abierta, “limpia” y sostenible.
 
Por otra parte, se lograron un total de 283 resultados concretos por un importe superior a los 64.000 millones de dólares. De ellos, 26 son iniciativas propuestas o puestas en marcha por el Gobierno chino, 42 son documentos bilaterales o multilaterales firmados, 27 son mecanismos de cooperación multilateral, 17 son proyectos de inversión y 4 son proyectos de financiación. Por último, se acordaron numerosos proyectos con autoridades locales y empresas.
 
De todos ellos España figura en 1. España ha sido uno de los 33 países que junto con China ha establecido el Mecanismo de Cooperación del Puerto de la Ruta de la Seda Marítima y ha lanzado la Iniciativa Ningbo sobre la Cooperación del Puerto de la Ruta de la Seda Marítima. Los otros países han sido Italia, Países Bajos, Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, Letonia, Rumania, Egipto, Sri Lanka, Emiratos Árabes Unidos, Fiji y Singapur.
 
Por último, entre los anuncios más destacables, se encuentra el discurso del presidente chino en el que afirma que adoptará medidas aperturistas para facilitar la entrada de inversión extranjera en China, mejorar la cooperación internacional en la protección de la propiedad intelectual, aumentar las importaciones y un mayor compromiso en la coordinación de políticas macroeconómicas internacionales.
 
La asistencia del ministro de Exteriores español a este Foro ha confirmado la aproximación positiva que España mantiene respecto a la BRI, enmarcada en los principios de la Estrategia Europea de Conectividad Euroasiática presentada en la Cumbre ASEM (Reunión Asia Europa) del pasado 18 de octubre. 
 
España ya acudió al I Foro BRI que se celebró en mayo de 2017 y es miembro fundador del Banco Asiático de Inversión e Infraestructura. Además, firmó en noviembre de 2018 la Declaración Conjunta con China, con ocasión de la visita del presidente Xi Jinping a España. Esta Declaración, en la que también se hace referencia a la iniciativa BRI, persigue fortalecer la asociación estratégica integral.
 
En el marco de dicha visita, España firmó otros 3 memorandos de entendimiento (sobre el fortalecimiento de la cooperación en terceros mercados; sobre empleo y Seguridad Social; y sobre cooperación en ciencia, tecnología, innovación en el ámbito de materiales avanzados); 1 convenio de doble imposición; un protocolo fiscal adicional al acuerdo sobre el establecimiento de centros culturales; un acuerdo estratégico para impulsar la enseñanza del español en China; 2 protocolos de exportación de productos nacionales, y 10 acuerdos empresariales entre compañías españolas y chinas.
 
 

 
 

 
 
Seguridad Nacional un proyecto compartido