Informe del Banco Mundial sobre sus perspectivas económicas mundiales

Left
Informe del Banco Mundial sobre sus perspectivas económicas mundiales
Right

El pasado 8 de enero el Banco Mundial publicó su informe semestral “Perspectivas económicas mundiales”. Según las proyecciones, el crecimiento económico mundial se reducirá al 2,9 % en 2019, cifra inferior a las estimaciones anteriores, al 2,9% en 2019 y al 2,8% en 2020.
 
El Banco Mundial considera que el comercio internacional y la actividad manufacturera se han atenuado, las tensiones comerciales siguen siendo altas y los mercados financieros de algunos de los grandes mercados emergentes han experimentado considerables presiones.
 
En cuanto al crecimiento de las economías avanzadas, éste caerá al 2% este año. Se prevé que la disminución de la demanda externa, el aumento del costo del endeudamiento y la persistente incertidumbre en materia de políticas influirán en las perspectivas de las economías de mercados emergentes y en desarrollo.

 

En relación con este último aspecto, el Banco Mundial prevé que el crecimiento en las economías de mercados emergentes y en desarrollo se estancará en un 4,2 % este año, mucho menor que las proyecciones previas. Esta desaceleración es reflejo de una recuperación más débil de lo esperado en los países exportadores de productos básicos, y una desaceleración en los países importadores de dichos productos.
 
La directora general del Banco Mundial señaló que a medida que aumenten las dificultades económicas y financieras para los países emergentes y en desarrollo, los avances mundiales en la reducción de la pobreza extrema podrían verse amenazados. Para mantener el impulso, la directora general del Banco Mundial considera que los países deben invertir en las personas, promover el crecimiento y construir sociedades resilientes.
 
En este informe, el Banco Mundial prevé que, para Europa y Asia Central el crecimiento será el 1,6% en 2019 y el 1,5% en 2020.
 
La vicepresidenta de Crecimiento Equitativo, Finanzas e Instituciones del Grupo Banco Mundial resaltó la importancia de un crecimiento económico sólido para reducir la pobreza e impulsar la prosperidad compartida. Asimismo, reiteró que, para hacer frente a las actuales incertidumbres y revitalizar el crecimiento, es necesario fortalecer la planificación para contingencias, facilitar el comercio y mejorar el acceso al financiamiento.

 
 
Seguridad Nacional un proyecto compartido