Seguridad Marítima

Seguridad Marítima  

De acuerdo a la Estrategia de Seguridad Marítima de la Unión Europea se entiende por seguridad marítima una situación del sector marítimo mundial en la que se aplican el Derecho internacional y las leyes nacionales, la libertad de navegación está garantizada y los ciudadanos, las infraestructuras, el transporte, el medio ambiente y los recursos marinos están protegidos.

La Estrategia de Seguridad Nacional plantea como objetivo en el ámbito de la seguridad marítima impulsar una política de seguridad en el espacio marítimo con la finalidad de mantener la libertad de navegación y proteger el tráfico marítimo y las infraestructuras marítimas críticas; proteger la vida humana en el mar; prevenir y actuar ante actividades criminales y actos terroristas que se desarrollen en este medio; proteger y conservar el litoral, los recursos del medio marino, el medioambiente marino y el patrimonio arqueológico sumergido; y prevenir y responder en casos de catástrofes o accidentes en el medio marino.

Entre las líneas de acción estratégica que plantea para alcanzar este objetivo encontramos la adopción de un enfoque integral y la potenciación de la actuación coordinada y cooperativa del elevado número de departamentos, organismos y agencias de las Administraciones Públicas en la resolución de los problemas que afectan a la seguridad marítima.

También la optimización y uso eficaz de los limitados recursos disponibles mediante el impulso en la búsqueda de sinergias y la racionalización de los medios, para lo que se integrarán las capacidades de prevención y respuesta de las Administraciones Públicas.

En el ámbito internacional se fomentará la cooperación internacional, para ello se continuará con el proceso de implementación de la normativa de la UE y la Organización Marítima Internacional (OMI), donde se enmarcan las actuaciones de España; también se mantendrán e impulsarán acuerdos bilaterales con otros países para el intercambio de información y la realización de actividades conjuntas.

Finalmente se fomentará la colaboración con el sector privado. La implicación del sector privado es esencial en el ámbito de la seguridad marítima, por lo que se buscará la colaboración de compañías navieras, armadores, astilleros, sociedades de clasificación, etc., para conseguir los objetivos fijados en la política de seguridad marítima.

La mar posee una serie de características inherentes y propias de tal singularidad que se hace necesario un tratamiento específico para este medio de cualquier cuestión o dimensión que se aborde. La seguridad no es una excepción. España, como nación marítima, es bien consciente de las implicaciones que la seguridad del mar tiene para el normal desenvolvimiento de la vida social y económica nacional, de ahí la necesidad de dotarse de una visión propia en torno a la seguridad de los espacios marítimos.

En el ámbito de la seguridad marítima, el Consejo Nacional de Seguridad Marítima constituido a principios de 2014 se ha mostrado como una herramienta eficaz para hacer frente a los retos y desafíos de un ámbito tan transversal. El Consejo proporciona un enfoque integral que potencia la actuación coordinada y cooperativa de las diferentes administraciones en la prevención y resolución de problemas que afectan a la seguridad marítima.

En el marco normativo cabe destacar la publicación de la Ley de Navegación Marítima, que proporciona una solución legal a múltiples carencias que existían en relación con la protección de los intereses nacionales en actividades como la seguridad de la navegación, la protección del medio ambiente y del patrimonio cultural subacuático, el uso del mar territorial o la lucha contra la contaminación marina. Es igualmente destacable el Plan Marítimo Nacional de Respuesta ante la Contaminación del Medio Marino aprobado en septiembre de 2014.

Respecto de las actuaciones de emergencias marítimas, se ha coordinado el rescate, asistencia o búsqueda de catorce mil trece personas.

Cabe subrayar que la seguridad marítima ha estado muy presente en la agenda internacional. En particular y en el seno de la Unión Europea, 2014 ha sido el año de desarrollo tanto de una Estrategia de Seguridad Marítima, como de un Plan de Acción. Este proceso culmina la iniciativa lanzada por España durante su Presidencia del Consejo de la Unión Europea en el primer semestre de 2010.

Por lo demás, se han llevado a cabo numerosas actuaciones en el ámbito de la protección del patrimonio cultural subacuático, se han implementado sistemas tecnológicos de mejora de la eficiencia tanto respecto del control del tráfico de sustancias prohibidas, como de la vigilancia y control de fronteras, o del conocimiento del entorno marino.

Información de la Estrategia de Seguridad Nacional y del Informe Anual de Seguridad Nacional

 
Con el apoyo de Red.es
Seguridad Nacional un proyecto compartido