El Departamento de Estado norteamericano presenta Informe anual Country Reports on Terrorism 2016

Left
Right

 

El Departamento de Estado norteamericano presentaba recientemente su Informe anual Country Reports on Terrorism 2016. El Departamento de Estado debe presentar al Congreso un informe completo sobre el terrorismo por países y grupos. Este documento aparece por primera vez en 2004, como publicación que reemplaza a  “Patrones del Terrorismo Global”.

El Informe Country Reports on Terrorism 2016 recoge datos, valoraciones y tendencias del terrorismo mundial y, en cuanto a estructura, se organiza en torno a una primera parte de evaluación estratégica seguida de una presentación de análisis del terrorismo por países aglutinados en grandes áreas (África, Este asiático y Pacífico, Europa, Oriente Medio y Norte de África, Asia Central y Sur de Asia, hemisferio Oeste). En el desarrollo por países se señalan los grupos terroristas que actúan en ellos y se valoran riesgos y amenazas, así como los esfuerzos nacionales llevados a cabo contra el terrorismo. Los últimos capítulos se dedican a analizar la financiación del terrorismo, los refugios del terrorismo y las principales organizaciones terroristas extranjeras, así como el área legislativa.

En un primer análisis el Informe señala que los atentados terroristas han disminuido globalmente por segundo año consecutivo, un 13% en 2016 respecto a 2015. Sin embargo, el número de países que ha sufrido algún tipo de atentado se eleva a 104, manteniéndose su concentración geográfica en Iraq, Afganistán, India, Pakistán y Filipinas. 


 

Las principales amenazas terroristas provienen del terrorismo liderado por Daesh y por Al-Qaeda, de hecho estos grupos han continuado explotando el territorio fuera de control de los gobiernos y el conflicto en curso en Irak y en Siria para expandir el alcance de su acción. Daesh es la amenaza terrorista más poderosa para la seguridad internacional, con ocho ramas reconocidas y numerosas redes no declaradas que actúan más allá de la mayor concentración del grupo en estos dos países. Por otra parte, Irán es considerado el principal impulsor, como país, en promover la amenaza terrorista contra EE.UU. y sus aliados, sobre todo desde la óptica de la financiación de grupos terroristas.
 

AVANCES -  LUCHA CONTRA EL TERRORISMO
 

El grupo terrorista Daesh ha sido expulsado de aproximadamente una cuarta parte del territorio que tenía en Siria e Irak a principios de año a través de los esfuerzos combinados de las fuerzas de seguridad iraquíes y los grupos armados sirios habilitados y apoyados por los 73 miembros de la Coalición Global. Al mismo tiempo, los esfuerzos de la comunidad internacional han contribuido a fortalecer una amplia gama de controles de viajes que ayudaron a reducir el flujo de terroristas extranjeros a Irak y Siria.

En el ámbito multilateral, el documento, destaca la importancia de la Resolución 2309 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre amenazas terroristas a la aviación civil, así como el trabajo del Foro Global contra el Terrorismo, con iniciativas relativas a la radicalización violenta, la prevención de ataques contra “objetivos blandos” y las campañas mediáticas contra la propaganda terrorista.

Gracias al esfuerzo realizado junto a empresas de comunicación en redes sociales, la propaganda del terrorismo en Internet ha disminuido un 75 por ciento desde agosto de 2015 hasta agosto de 2016, mientras que el volumen de contenidos relacionado con Daesh en Twitter ha disminuido un 45 por ciento desde mediados de 2014 hasta mediados de 2016. Esto ha coincidido con una fuerte reducción de los medios de comunicación visuales oficiales del grupo terrorista. Además, el número de medios de comunicación activos también se ha reducido considerablemente.

Otro aspecto en el que se ha avanzado de forma notable es la necesidad de un mayor intercambio de información y la ampliación de las asociaciones público-privadas. En respuesta a este reto, el Foro Global de Lucha contra el Terrorismo (GCTF) ha lanzado una iniciativa para fortalecer la voluntad política.
 

ESPAÑA 
 

 

En su informe el Departamento de Estado, dentro del capítulo dedicado a Europa, hace una amplia evaluación de la aportación de España a la lucha contra el terrorismo. Destaca el intenso trabajo conjunto con EE.UU, especialmente enfocado a interrumpir el terrorismo internacional en 2016, y recoge el estrecho trabajo realizado con socios regionales, como Marruecos y Argelia, para desmantelar las redes extranjeras de reclutamiento  de combatientes terroristas. España, además, ha puesto en marcha un programa nacional de lucha contra la radicalización violenta y ha sido un importante contribuyente a la Coalición Global desde su creación; en este momento tiene desplegados más de 300 efectivos españoles desde 2016 en una misión de entrenamiento militar en Irak, junto a Estados Unidos en Besmayah, cerca de Bagdad. Y en el mes de diciembre de este año, el Consejo de Ministros aprobaba el despliegue de 150 efectivos adicionales y personal policial para apoyar las labores de entrenamiento de la Coalición.
 
En referencia al grupo terrorista ETA se incide en la ausencia de atentados –desde que anunció un “cese definitivo de la actividad armada” en octubre de 2011-, y en la detención en este año  de miembros y líderes del grupo, incluyendo la detención de Mikel Irastorza en Francia.
 
Otros factores destacados en el Informe de España, son los siguientes:

Legislación, aplicación de la ley y seguridad de fronteras. España en esta materia tiene un marco legal sólido para luchar contra el terrorismo, como fruto de la experiencia en la lucha contra el grupo terrorista ETA. Se destaca la modificación del Código Penal en 2015 para poder perseguir a aquellos individuos que hicieran enaltecimiento del terrorismo en las redes o que actuaran en ellas bajo patrones de afiliación a estos grupos o de intento de viajar en apoyo a los mismos. Además se ha desarrollado una estrategia de ciberseguridad, bajo la dirección del Consejo Nacional de Ciberseguridad, encargado de coordinar esta materia entre los actores gubernamentales y de la administración. España, además, se ha marcado el objetivo de mejorar la seguridad y detectar y luchar contra la falsedad documental en sus fronteras.
 
El informe destaca que desde junio de 2015, cuando el nivel de alerta antiterrorista se elevó a 4 sobre una escala de 5, las autoridades españolas han detenido a 177 terroristas. En este momento el número de detenidos desde el 26 de junio de 2015 asciende a 186 terroristas yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior y a un total de 231 desde principios de 2015. Entre los principales delitos que se imputan a los detenidos destaca enaltecimiento del terrorismo y difusión de propaganda, reclutamiento de combatientes terroristas y colaboración para su traslado a zonas de conflicto así como obtención de entrenamiento para comisión de actos terroristas.
 
Lucha contra la financiación del terrorismo. En 2016 España ha seguido demostrando su liderazgo en el área de lucha contra el blanqueo de dinero y contra la financiación del terrorismo.
 
Lucha contra el extremismo violento. Ya se ha comenzado a implementar el plan Nacional de Contrarradicalización anunciado en 2015, liderado por el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO). Una línea nacional de este plan en la lucha contra la radicalización ha recibido más de 900 comunicaciones consideradas “de interés” por la policía española desde diciembre de 2015: de las mismas casi la mitad de estas comunicaciones se dieron en Andalucía, Cataluña y Madrid.
 
Cooperación internacional y regional. Desde 2004, España forma parte del grupo de trabajo informal sobre el extremismo violento conocido como 5+5. El grupo reúne a los ministros de Defensa de cinco países europeos (Francia, Italia, Malta, Portugal y España) y cinco países del Magreb (Argelia, Libia, Mauritania, Marruecos y Túnez). Este grupo ha logrado avances para fortalecer la cooperación militar regional contra el terrorismo.
 
Por último, el informe destaca que España es miembro fundador del Foro Mundial de Lucha contra el Terrorismo y miembro del Consejo de Europa y de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa. Durante su presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU, España patrocinó la resolución 2322 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para mejorar la cooperación judicial en la lucha contra el terrorismo y también trabajó para mejorar la aplicación de la Resolución 1540 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Descarga el informe completo aquí.

Fuente: Departamento de Estado de Estados Unidos.
 

 
 
Seguridad Nacional un proyecto compartido