9 de mayo: Día de Europa

Left
9 de mayo: Día de Europa
Right

El 9 de mayo de 1950, Robert Schuman pronunciaba su famosa declaración donde se proponía la creación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), organización considerada como el germen de la Unión Europea. El aniversario de la Unión Europea se celebra con actos institucionales en Bruselas y en todos los Estados miembros de la Unión y supone una oportunidad para hacer una reflexión no sólo sobre el pasado, sino también sobre el presente y el futuro de la Unión Europea desde la lente de la Seguridad Nacional.

La Unión Europea: una historia de éxito no exenta de dificultades

La materialización de la idea visionara de un continente unido por sus valores europeos y el respeto a los Derechos Humanos ha traído décadas de paz y seguridad. Este aspecto cobra máxima relevancia al mirar hacia atrás y ver un territorio desolado por la tragedia y la destrucción durante la Segunda Guerra Mundial.

Desde su conformación inicial por Francia, Alemania Occidental, Italia, los Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo, esa unión de países no ha dejado de crecer hasta los veintiocho Estados Miembros que actualmente conforman la Unión Europea.

España pasó a formar parte de la entonces denominada Comunidad Económica Europea con la firma del tratado de adhesión el 12 de junio de 1985, un proceso que se inició en 1977 con la solicitud del Gobierno español al Consejo de Ministros de las Comunidades Europeas el 26 de julio y que forma parte de la historia de nuestro país y de nuestra democracia. La adhesión de España a la Comunidad Europea, que se produce en el año 1986, se puede concebir como un proceso de apertura internacional política y económica de un país cuya historia, tradición y geografía lo sitúan de forma natural y lógica en el entorno europeo y occidental.

Se trata de una época de nuestra historia reciente caracterizada por la fuerte transformación del mapa geopolítico que traería el final de la guerra fría y en la que confluyen varios factores altamente significativos, como por ejemplo la caída del muro de Berlín en 1989, la consecuente ampliación hacia el Este de la Comunidad Europea.

La entrada en vigor del Tratado de Maastricht en 1991 fue la consideración de “ciudadano de la Unión Europea”, definida como toda aquella persona que ostente la nacionalidad de un estado miembro. En otras palabras, los españoles somos ciudadanos europeos con derecho a viajar, trabajar y residir en todo el ámbito de la Unión Europea.

En el plano económico, el 1 de enero de 2002, el euro sustituiría a la peseta en nuestro país, y a tantas otras monedas en demás países, al entrar en circulación la moneda única y convirtiéndose en cambio referencial a nivel mundial junto al dólar estadounidense o el yen japonés.
Otro hito fundamental ha sido la entrada en vigor del Tratado de Lisboa el 1 de diciembre de 2009. Este importante hito supone la culminación de un largo proceso de reforma institucional que contempla una estructura única de la Unión Europea, abandonando los hasta entonces tradicionales pilares comunitario (Comunidad Europea) y los dos pilares extracomunitarios, Política Exterior y de Seguridad Común y Cooperación Policial y Judicial en materia Penal.


  ­Figura 1: ampliación de 6 a 28 países­ (Fuente: Unión Europea)

Europa: eje central de la Estrategia de Seguridad Nacional

La dimensión europea de España se ha de concebir como un factor indisoluble al propio carácter de nuestro país. La Estrategia de Seguridad Nacional de 2017 dibuja una España de marcada identidad europea, mediterránea y atlántica. La condición europea se proyecta más allá de la extensión geográfica. Europa significa para España el marco de entendimiento político, social y económico donde cobra sentido la realidad del siglo XXI para un país abierto, multicultural y, sobre todo, comprometido con la paz y la seguridad internacional.


        Figura 2: marco geoestratégico de España­  (Fuente: Estrategia de Seguridad Nacional 2017)

El eurobarómetro de primavera de 2019 muestra un apoyo firme de la ciudadanía hacia la Unión Europea. Un 68% de los encuestados muestran un sentimiento positivo sobre la pertenencia a la Unión, el nivel más alto desde 1983. En España, estas cifras se elevan al 74%, uno de sus Estados miembros de resultados más elevados.

            Figura 3: Eurobarómetro de primavera de 2019­ (Fuente: Parlamento Europeo)

Por otra parte, la Estrategia de Seguridad Nacional 2017 hace eco de serios desafíos de presente y futuro a la Unión Europea, tanto en su dimensión interna como externa. En el plano europeo, la Estrategia señala explícitamente que “en los últimos años han aumentado los riesgos de fragmentación, tanto por la grave crisis económica como por el llamado brexit y el auge de movimientos contrarios a la Unión”.

En este contexto, el informe elaborado por el Parlamento Europeo al respecto del último Eurobarómetro señala que “a pesar de la actitud positiva general hacia la Unión Europea, la sensación de que las cosas no van por buen camino, tanto en la UE como en sus propios países, ha aumentado hasta un nivel del 50%”.
 
Un modelo de futuro por el que España apuesta y se compromete a liderar

La Estrategia de Seguridad Nacional subraya “la voluntad de España de desempeñar un papel de mayor liderazgo en la construcción de una UE eficaz, más integrada y legitimada democráticamente; una Unión con capacidad de respuesta, tal y como expone la Estrategia Global para la Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea. Dicho modelo europeo renovado puede además tener una influencia positiva transformadora en países candidatos y vecinos, lo que redunda en la estabilidad común”.

“Proteger el ideal de Europa” es el título de la conferencia del presidente del Gobierno en el Parlamento Europeo el pasado 19 de marzo de 2019. También es la idea central de una apuesta firme por una Europa social que relegitime el proyecto europeo desde su propio núcleo y proporcione una respuesta ante los grandes retos de futuro.

La mayor competición geopolítica, el auge del proteccionismo y la polarización social, el ritmo acelerado y disruptivo que impone la digitalización o el cambio climático son dinámicas de transformación global que tienen su proyección en clave europea, y que, por tanto, son de afección directa al ciudadano en su doble dimensión española y europea.

De esta forma, el 9 de mayo supone una excelente oportunidad para mirar atrás, reflexionar sobre el presente, y apostar por un futuro ilusionante y una Unión Europea mejor.

    Figura 4: Dinámicas de transformación de la Seguridad Global­ (Fuente: Estrategia de Seguridad Nacional 2017)

 

 
 
Seguridad Nacional un proyecto compartido