España firma una notificación conjunta con 22 países para estrechar la colaboración en materia de Seguridad y Defensa

Left
Right

 
El 13 de noviembre de 2017, los ministros de 23 Estados miembros han firmado una notificación conjunta sobre la Cooperación Estructurada Permanente y la han entregado a la Alta Representante y al Consejo. Los Estados miembros que han firmado la notificación conjunta son: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chequia, Chipre, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Países Bajos, Polonia, Rumanía y Suecia. Probablemente otros Estados miembros se sumen con posterioridad al acuerdo.

La notificación conjunta recoge los principios de la cooperación estructurada permanente, destacando de ella que es un marco jurídico europeo ambicioso, vinculante e inclusivo para las inversiones en la seguridad y la defensa del territorio de la UE y sus ciudadanos. Esta notificación incluye la lista de compromisos comunes ambiciosos y vinculantes que los Estados miembros han acordado asumir, incluido el aumento constante de los presupuestos de defensa en términos reales para alcanzar los objetivos acordados y propuestas relativas a la gobernanza de la cooperación estructurada permanente.
 

PRÓXIMOS PASOS

 
El Consejo debe ahora adoptar por mayoría cualificada reforzada una Decisión por la que se establezca esta cooperación, lo que podría suceder en el próximo Consejo de Asuntos Exteriores que tendrá lugar el próximo 11 de diciembre. Los Estados miembros participantes deben acordar una primera lista de proyectos que se emprenderán en el marco de la cooperación estructurada permanente una vez se haya establecido. Los proyectos podrían abarcar ámbitos como la formación, el desarrollo de capacidades y la disponibilidad operativa en materia de defensa.
 

ANTECEDENTES

 
El artículo 46.1 del Tratado de la Unión Europea  establece que los Estados miembros que deseen participar en la PESCO, y que reúnan los criterios y asuman los compromisos en materia de capacidades militares necesarios, notificarán su intención al Consejo y al Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

El establecimiento entre algunos Estados Miembros de la UE de este ámbito de Cooperación  va a permitir reforzar y profundizar la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD), aumentando a su vez la autonomía estratégica de la Unión y asegurando siempre la necesaria compatibilidad con la OTAN.

La PESCO se recupera tras la Cumbre de Bratislava de septiembre de 2016, en la que los Jefes de Estado y de Gobierno decidieron que la Defensa sería uno de los ejes del relanzamiento del proyecto europeo. Desde entonces, los Ministerios de Defensa de Alemania, Francia, España e Italia han perfilado sus principios rectores, criterios de acceso, y métodos de trabajo. El Consejo Europeo del pasado 23 de junio acordó la necesidad del lanzamiento de este instrumento y solicitó a los Estados Miembros que redactaran, en un plazo de tres meses, una lista de compromisos detallados, con un calendario preciso y mecanismos de evaluación específicos, para permitir que los Estados Miembros que estuvieran en situación de hacerlo pudieran cumplir las misiones más exigentes. 
 

ESPAÑA COMPROMETIDA CON LA PESCO

 
El 21 de julio, los titulares de Defensa de Alemania, Francia, España e Italia dirigieron una carta conjunta a la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y al resto de los Ministros de Defensa de los Estados miembros de la Unión Europea, en la que se diseñaron los principios y compromisos de la Cooperación Estructurada Permanente.

Esos principios han sido la base de trabajo para la redacción del texto definitivo de notificación que han firmado los ministros de Defensa en Bruselas. España ha sido uno de los principales impulsores de la Política Común de Seguridad y Defensa desde sus inicios y ha mantenido un compromiso constante con las operaciones y misiones militares lanzadas por la Unión Europea, siendo uno de los mayores contribuyentes a todas ellas, así como con el desarrollo institucional de la defensa europea. Ya en la Presidencia española del Consejo de 2010, la puesta en práctica de la PESCO estuvo incluida en el programa del Ministerio de Defensa, aunque entonces no prosperó.

Para el Gobierno de España, esta Cooperación proporciona un marco jurídico para que los Estados miembros mejoren sus capacidades de Defensa y refuerza a la vez el pilar europeo de la Alianza Atlántica. Esta política tiene un doble objetivo,  por una parte garantizar que la Unión Europea pueda lanzar y sostener las operaciones de defensa y de paz que sean necesarias, y por otra dotar a los europeos de las capacidades para actuar en los escenarios interiores o exteriores de la Unión Europea. Para el gobierno la pertenencia de España a la OTAN hace ambos objetivos  compatibles y coherentes.

 
Fuente: Unión Europea, Presidencia del Gobierno, Ministerio de Defensa.

 

 
Con el apoyo de Red.es
Seguridad Nacional un proyecto compartido