Nota informativa sobre la Conferencia de Seguridad de Múnich

Left
Nota informativa sobre la Conferencia de Seguridad de Múnich
Right

Antecedentes

La Conferencia de Seguridad de Múnich (CSM), celebrada entre el 16 y 18 de febrero, es un foro internacional clave tanto por el nivel de los líderes participantes como por el contenido de los debates. Opera como toma de pulso anual a las principales cuestiones de política, diplomacia y seguridad internacionales. Este año ha congregado a unos 120 líderes, en más de 30 paneles.

El punto de partida en esta edición era el deterioro general de la seguridad de que alertaba el Informe base de la Conferencia. Para Wolfgang Ischinger, Chairman de la Conferencia, en 2017 “el mundo se ha acercado –demasiado- al filo de un conflicto importante.” Los principales líderes europeos profundizaron en la crisis del orden liberal internacional, el auge de proteccionismos y nacionalismos, la rivalidad entre democracias y autocracias, con sistemas alternativos al modelo liberal de Occidente, y los desafíos para la cohesión europea.

Temas destacados

La CSM abordó varios temas relevantes para la Seguridad Nacional, como los siguientes:

Defensa Europea

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg realizó declaraciones sobre la Defensa Europea, en el contexto del lanzamiento en 2017 de la Cooperación Estructurada Permanente o PESCO en inglés (un mecanismo de cooperación reforzada en defensa previsto en el Tratado de Lisboa,  elogiando los esfuerzos en el marco UE. Pero alertó sobre los riesgos de “debilitar el vínculo transatlántico”, de “duplicación con la OTAN” y de “discriminar” contra aliados no miembros de la UE. Stoltenberg señaló que “la UE no puede defender Europa por sí sola” y que tras el Brexit el “80% de los gastos de defensa” provendrán de aliados que no están en la UE.

Por su parte, el Primer Ministro francés, Edouard Phillippe, incluyó entre sus prioridades estratégicas la Europa de la defensa, compatible con una OTAN fuerte, y pidió superar “querellas teológicas estériles”. Para el Presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, los progresos en defensa europea del último año habían sido mayores que en las últimas décadas y “evidentemente la UE quiere autonomía en política exterior y defensa”, compatible con la Alianza, conforme al Tratado de la UE.

Relación de seguridad UE/Reino Unido post-Brexit

La Primera Ministra británica, Theresa May, durante su intervención, propuso  un tratado con la UE para la cooperación en seguridad interna, parte de una “asociación profunda y especial” con la Unión post-Brexit. Tras destacar los aspectos positivos del marco actual ( como la Orden de Arresto Europea, intercambio de datos, Europol, etc.), May advirtió que la “doctrina política, la ideología” o “rigideces institucionales” podrían poner en riesgo la seguridad de los ciudadanos europeos, para la cual la contribución británica es “vital”. Asimismo, May, tras enfatizar las relaciones bilaterales con países como Francia, grupos ad hoc y una OTAN reformada, apostó por una futura relación especial con la UE en seguridad y defensa. Entre otros aspectos, ello incluiría el Fondo de Defensa Europea y la Agencia Europea de Defensa (AED), lo que permitiría participar a la industria de defensa británica.

Frente a la insistencia de May en negociar este ámbito para 2019, Juncker descartó su mezcla con otros que forman parte de las negociaciones del Brexit.

Rusia

Más allá de constantes como Ucrania, la CSM tuvo como fondo tres desarrollos: la investigación del FBI sobre las posibles interferencias en las elecciones norteamericanas de 2016; el área de ciberataques y el Tratado sobre Misiles de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés). La CSM volvió a mostrar la profunda divergencia de visiones entre Occidente y Rusia.

El Consejero de Seguridad Nacional de EEUU, Mc Master, sostuvo que hay pruebas “irrefutables” de que Rusia interfirió en las elecciones presidenciales de 2016. En su intervención, la Primera Ministra británica señaló a Rusia como autora del “NotPetya” (ciberataque de ransomware en junio 2016). A su vez, la Conferencia se hizo eco de la acusación de EEUU a Rusia relativa a la prueba y lanzamiento de un misil crucero de medio alcance; para Washington, ello sería contrario al INF, un “pilar de seguridad europea”, en palabras de Stoltenberg.

Otros

Hubo renovadas referencias a los Balcanes. Es preciso destacar también el discurso de Israel y Arabia Saudi contra Irán. La preocupación general en el ámbito nuclear, en concreto, ante la escalada con Corea del Norte, fue otro de los ejes de los debates en Múnich.

En Resumen

El contenido de los debates e intervenciones durante la Conferencia de Seguridad de Múnich (CSM) reflejan las distintas visiones sobre la seguridad y la consiguiente dificultad para alcanzar compromisos multilaterales basados en reglas comunes, de que habla la Estrategia de Seguridad Nacional 17 (ESN17).

El debate sobre los nuevos contornos de la seguridad es clave para un país como España; un país, en palabras de la ESN 17, de vocación global, abierto al mundo, protector de sus ciudadanos, comprometido con el orden internacional y promotor de una visión dinámica de la seguridad. Nuestro país tiene además una oportunidad de renovado liderazgo, dado su compromiso con la Política Común de Seguridad y Defensa de la UE (PCSD), donde está en el núcleo principal, y con la Alianza Atlántica.
 

 
Con el apoyo de Red.es
Seguridad Nacional un proyecto compartido