UE informa sobre los progresos realizados en su Plan de Lucha contra la Desinformación 2019

Left
UE informa sobre los progresos realizados en su Plan de Lucha contra la Desinformación 2019
Right

En la lucha organizada contra la desinformación que actúa sobre los procesos democráticos, la UE muestra su capacidad de gestión dentro del marco de los derechos fundamentales y el respeto a los valores de la cultura europea. En este sentido el pasado 14 de junio emitió desde Bruselas un comunicado conjunto, donde la Alta representante Federica Mogherini y el Vicepresidente del Mercado Único Digital exponen un Plan Europeo contra la Desinformación basado en medidas que incentivan la estrecha comunicación de los Estados miembros con la UE.
 
«El récord de elevada participación en las elecciones al Parlamento Europeo ha puesto de relieve el mayor interés de los ciudadanos en la democracia europea. Nuestras acciones, entre las que se encuentra la creación de redes electorales en los ámbitos nacional y europeo, ayudaron a proteger nuestra democracia de los intentos de manipulación.
Estamos convencidos de que nuestros esfuerzos han contribuido a limitar el impacto de las operaciones de desinformación, incluidas las de agentes extranjeros, mediante una coordinación más estrecha entre la UE y los Estados miembros.
Sin embargo, queda mucho por hacer. Al fin y al cabo, las elecciones europeas no estuvieron exentas de desinformación; no debemos normalizar esta situación. Los agentes malintencionados modifican constantemente sus estrategias, y tenemos que luchar para ir un paso por delante. Combatir la desinformación es un reto a largo plazo, compartido por las instituciones de la UE y los Estados miembros.
Antes de las elecciones, comprobamos la existencia de un comportamiento coordinado pero carente de autenticidad, que tenía por objeto difundir material divisorio en las plataformas en línea, mediante bots o cuentas falsas. Por ello, las plataformas en línea tienen una responsabilidad particular en esta batalla.
Con nuestro apoyo activo, Facebook, Google y Twitter han realizado algunos progresos en el marco del código de buenas prácticas en materia de desinformación. Ahora esperamos que las plataformas en línea mantengan el impulso, incrementen sus esfuerzos y ejecuten todos los compromisos previstos en el código».
 
La lucha de la UE contra la desinformación comienza en 2015, utilizando el Grupo de East STRATCOM del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), para en 2018 lanzar la Comunicación conjunta sobre aumento de la resiliencia y las capacidades para hacer frente a las amenazas híbridas, y esbozar las herramientas autorreguladoras europeas para combatir la desinformación; desde entonces, y con apoyo del Grupo de Entidades Reguladoras Europeas para los Servicios de Comunicación Audiovisual (ERGA), se publican análisis mensuales a partir de los informes presentados por las redes sociales. Las nuevas medidas de la UE se orientan al intercambio de información, transparencia, resiliencia social y una eficaz alerta temprana entre los socios de la UE: 

  1. Reforzar las capacidades de la UE para detectar y combatir la desinformación, a través de la comunicación estratégica, el Servicio Europeo de Acción Exterior, y la alerta temprana para intercambio de información entre los Estados miembros y las instituciones de la UE. 
  2. Trasparencia en el código de buenas prácticas en materia de desinformación desde las plataformas en línea y la industria, para bloquear la manipulación de las comunicaciones.
  3. Fomentar la resiliencia de la sociedad ante la desinformación, usando sólo comunicaciones a partir de hechos.
  4. Buscar como incluir las redes electorales nacionales y de la UE, en un sistema europeo de alerta temprana.

 

El Código de buenas prácticas, aceptado voluntariamente en abril 2018 por numerosas plataformas en línea, se sustenta con compromisos como:
 

  1. Cercenar los ingresos publicitarios de las cuentas y los sitios web que tergiversen la información y proporcionar a los anunciantes las herramientas de seguridad adecuadas, así como datos sobre los sitios web que contengan desinformación.
  2. Permitir la identificación como tal de la propaganda política y esforzarse por divulgar publicidad sobre cuestiones de interés general.
  3. Disponer de una política clara y accesible al público en materia de identidad y bots en línea y adoptar medidas para cerrar las cuentas falsas.
  4. Ofrecer información y herramientas para ayudar a los ciudadanos a tomar decisiones con conocimiento de causa, y facilitar el acceso a diversos puntos de vista sobre temas de interés general, dando prioridad al mismo tiempo a fuentes fiables.
  5. Proporcionar a los investigadores acceso a datos que cumplan la normativa de privacidad para permitirles rastrear y comprender mejor la propagación y el impacto de la desinformación.

 
Las plataformas en línea han incrementado desde enero 2019 su responsabilidad en la transparencia durante los procesos políticos electorales, dentro del Código de buenas prácticas. En caso de ser solicitados, las plataformas deben estar en disposición de proporcionar datos suficientes para permitir a los Estados miembros identificar a los autores de una desinformación, colaborar con los Equipos de análisis de la UE, y actuar para que el propio usuario pueda realizar una detección temprana de información falsa. Twitter dio ya un paso al frente para facilitar las investigaciones, liberando de modo puntual paquetes de datos relevantes sin perder de vista la vigente reglamentación de protección de datos personales. Por otro lado, mientras Facebook ha adoptado medidas para garantizar la transparencia de la publicidad relativa a cuestiones sociales, Google y Twitter van más despacio, aunque han realizado mejoras en el análisis de anuncios con objeto de frenar los ciber-anzuelos y los beneficios económicos a los que originan la desinformación.
 
Observado el resultado del presente paquete de medidas contra la desinformación, la Comisión de la UE trabaja ya para desarrollar en el año 2020 otras complementarias que mejoren la respuesta eficaz. La Comisión busca facilitar la detección temprana de acciones de desinformación y la posterior alerta inmediata a todos los Estados miembros. 

 
Más información

 

 
 
Seguridad Nacional un proyecto compartido